9 abr. 2015

Peruanas trabajan 9 horas semanales más que varones

La mujer peruana trabaja en promedio 75 horas con 54 minutos a la semana, es decir, 9 horas 15 minutos más que los hombres, reveló hoy una investigación estadística sobre brechas de género realizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática y el Movimiento Manuela Ramos.

Del ese total, el trabajo remunerado de la mujer es de 36 horas con 27 minutos; el resto, 39 horas con 28 minutos, es trabajo doméstico no remunerado, precisa el estudio "Perú: Brechas de Género 2001-2013, Avances hacia la igualdad de hombres y mujeres".

Las 75 horas con 54 minutos de trabajo de la mujer durante una semana pueden subir a 105 horas con 4 minutos si en el hogar debe atender a niños menores de 6 años. Llega a más de 97 horas (97 horas con 23 minutos) si atienden a niñas y niños mayores de 6 años, a adolescentes o adultos mayores.

Asimismo, alcanza a 93 horas con 35 minutos si, en el hogar debe atender a personas con alguna discapacidad o enfermedad. En cambio, las mujeres solteras, en promedio, trabajan 60 horas con 42 minutos a la semana, es decir 5 horas 51 minutos menos que el promedio de horas trabajadas por los varones.

Falta tiempo

La mayor parte de los problemas y limitaciones que enfrentan las mujeres para lograr su desarrollo, participación y autonomía se relacionan con la falta de tiempo. 

Por ejemplo, menciona, las jornadas excesivas de trabajo pueden reducir el tiempo en capacitación, en prácticas preventivas de salud (consultas por prevención o despistajes o prácticas saludables como dieta, higiene, entre otras), en actividades deportivas, culturales de participación ciudadana y ocio.

Menores ingresos económicos

No obstante, en el Perú el ingreso por trabajo de las mujeres es menor que el de los hombres, quienes ganan 406,2 nuevos soles más que ellas, es decir, el ingreso de las mujeres representa el 69,7% del ingreso de los hombres. 

La brecha de los ingresos entre mujeres y hombres se presenta en todos los ámbitos geográficos y en todos los niveles educativos. Es más amplia en el área rural, donde las mujeres ganan el 55,4% del ingreso de los hombres. Entre las mujeres con educación universitaria, se observa menor brecha salarial con los hombres (72,3%).

La investigación también da cuenta que la tasa de participación de las mujeres en la actividad productiva se viene incrementando. En el año 2014, de cada 100 mujeres de 14 años y más, 65 estaban trabajando o buscando un empleo de manera activa. No obstante, su participación aún está distante a la de los hombres, cuyas tasas son mayores y llegan al 82%.

Carecen de ingresos propios

En nuestro país, más mujeres que hombres carecen de ingresos propios. Al año 2014, cerca del 31,9% de las mujeres de 14 y más años de edad no tienen ingresos propios; esta proporción casi tres veces más que los hombres (12,7%).

La brecha más significativa se presenta en las mujeres casadas o convivientes, donde el 43,9% de ellas no tienen ingresos propios.

La investigación también aborda el tema del trabajo independiente, que es ejercido en mayor proporción por mujeres: de cada 100 mujeres, 56 realizan trabajo independiente, mientras que de cada 100 hombres 47 realizan este tipo de trabajo.

Mayor nivel educativo, menor carga de trabajo

El estudio del INEI refiere que las mujeres con educación primaria o menor nivel educativo trabajan 13 horas más que los hombres de similar nivel, pero a medida que aumenta el nivel de educación de la mujer la brecha en la carga de trabajo disminuye.

Así, entre las que tienen educación superior la brecha se reduce a 6 horas con 37 minutos. Las mujeres de todos los niveles educativos dedican más del doble de tiempo que los hombres a actividades domésticas no remuneradas.

Fuente: Noticia Local - Andina

No hay comentarios: