2 ene. 2010

Reserva de Biosfera del Noroeste amenazada por ganadería y extracción ferestal

Piura, 02 / 01 / 2010

Una investigación del biólogo Renzo Piana, publicada en la revista Viajeros, advierte sobre las amenazas que existen al interior de la Reserva de Biosfera del Noroeste, un complejo de tres Áreas Naturales Protegidas ubicadas entre Tumbes y Piura, en cuyos bosques se han detectado actividades ganaderas, extracción forestal y de loros, prácticas que impactan negativamente y ponen en grave peligro estas áreas naturales.

La Reserva de Biosfera del Noroeste es un complejo de tres Áreas Naturales Protegidas contiguas que están localizadas a lo largo de la cordillera de los Amotapes, en Tumbes y Piura.

En conjunto, estas tres áreas naturales protegidas (el Parque Nacional Cerros de Amotape, la Reserva Nacional de Tumbes y el Coto de Caza El Angolo) cubren una superficie de 230,000 mil hectáreas y protegen ecosistemas y especies de flora y fauna silvestre únicos en el Perú y el mundo.

Según esta investigación, las amenazas detectadas ponen en grave riesgo los bosques al interior de estas ANP y pueden estar impactando negativamente en algunas especies de fauna silvestre.

La ganadería ha invadido las áreas naturales

En todos los 580 puntos evaluados para obtener características de hábitat al interior del Parque Nacional Cerros de Amotape, la Reserva Nacional de Tumbes y sus zonas de amortiguamiento, se detectó evidencia de actividades ganaderas.

“Tal es la incidencia de esta actividad al interior de la Reserva Nacional de Tumbes y del Parque Nacional Cerros de Amotape que el mamífero más abundante en estas ANP es el ganado vacuno, cuando la ganadería es incompatible con la adecuada gestión de estas ANP”, se señala en el artículo publicado en la mencionada revista.

La ganadería al interior de la RNT no está sujeta a ningún control por parte de las autoridades y ha llevado a una altísima perdida de bosque al interior de esta ANP.

La extracción forestal

La extracción forestal con fines comerciales también se realiza en esta área natural protegida de forma constante en la zona de amortiguamiento y en el sector Norte del Parque Nacional Cerros de Amotape.

La extracción forestal se realiza en forma permanente

Una parte de la extracción forestal está orientada a la elaboración de leña y carbón, en particular del algarrobo. Esta actividad se realiza casi en de manera permanente en los alrededores de los centros poblados de Pampas de Hospital, Chacritas y en la quebrada Overasal, en la parte baja de la quebrada Angosturas.

La extracción de madera aserrada para la elaboración de parquet se realiza de manera continua en los sectores localizados al norte del parque, mientras que de forma particular en la zona comprendida entre el centro poblado del Tutumo, a lo largo del cerro El Pitón hacia el cruce de Quebrada Seca y luego hacia el oeste por los sectores aledaños a los poblados de Chacritas y El Mono.

La extracción de loros

De las cuatro especies existentes en la mencionada reserva, el loro de mejillas grises (o macareño como le llaman en Ecuador) y el loro de ala bronceada (localmente conocido como lora negra o maicera) son objeto de extracción ilegal mediante la remoción de pichones de sus nidos.

Esta práctica, que se realiza durante la época de reproducción (de noviembre a enero) se realiza mediante el saqueo de los nidos activos o mediante el tumbado de los árboles con nidos. En muchos casos, el tumbado de los árboles causa la muerte de un gran número de pichones y destruye además de manera permanente los escasos lugares de lugar de anidación. Se supo que la mayoría de los pichones extraídos se comercializan en Ecuador.

Fuente: Noticia Local - Inforegión - Viajeros

No hay comentarios: