10 may. 2015

Nutrición de la mujer determina su fertilidad, embarazo y lactancia

Los nutricionistas del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud afirmaron que una buena alimentación en la mujer, puede tener un efecto positivo en su fertilidad, en el progreso del embarazo, parto, recuperación y lactancia.

De igual forma, es uno de los factores determinantes que contribuye a disminuir el riesgo de un parto prematuro y/o bajo peso al nacer, los mismos que se asocian con mortalidad infantil.

“Una buena alimentación, sin excesos ni déficits nutricionales, adecuada en cantidad y variedad durante el embarazo, favorece la mejor adaptación de la mujer a los cambios propios de la gestación; así como a prevenir la anemia y otras enfermedades”, precisó la nutricionista del INS Rosa Elena Cruz.

Señaló que si la anemia se presenta sobretodo en el último trimestre del embarazo y no se realiza una ligadura tardía del cordón umbilical (el corte del cordón debe realizarse 2 a 3 minutos después del parto), la madre no podrá transferir suficiente hierro de reserva al niño, lo que puede ocasionar anemia en los primeros tres meses de vida, afectando el desarrollo del cerebro y de su sistema inmunológico.

¿Qué alimentos debe incluir una gestante en su dieta?

La especialista en nutrición recomendó el consumo diario de alimentos que contengan hierro de alta calidad o absorción, como son los de origen animal. 

“Incluir todos los días en su alimentación sangrecita, bazo, bofe, riñón, corazón y cualquier otra víscera, además de pescado (2 a 3 veces por semana), carne de res, cuy, pavo, entre otros”, indicó.

Explicó que el hierro de origen animal se puede absorber hasta un 40% de la cantidad que contienen, mientras que en caso del hierro de origen vegetal solo se absorbe un 5%.

Suplemento

Cruz manifestó que es importante que desde las 14 semanas de embarazo y hasta dos meses después del parto, la mujer reciba un suplemento de hierro y otros micronutrientes que le ayude a cubrir sus requerimientos, los que en esta etapa se encuentran notablemente incrementados.

“Durante el embarazo, la mujer requiere diariamente 27 mg de hierro. Estos nuevos requerimientos difícilmente pueden ser cubiertos por la alimentación, especialmente en poblaciones que tienen un bajo consumo de alimentos ricos en hierro de origen animal”, expresó.  

Datos

·         Durante el embarazo, la gestante puede sospechar que tiene anemia cuando presenta fatiga, cansancio, palidez e inapetencia.

·        Se diagnostica anemia cuando el valor de la hemoglobina de la mujer es menor a 11 g/dl, siempre y cuando el lugar donde viva sea menor a los 1000 m.s.n.m.  

·         Durante sus controles de embarazo, la gestante debe recibir hierro y ácido fólico en los establecimientos de salud.

Fuente: Prensa Instituto Nacional de Salud

No hay comentarios: