3 ene. 2014

Recomiendan mayor consumo de naranjas, sandía, tomate y pepinillo para aplacar calor

Nutricionistas de EsSalud recomiendan a la población consumir durante el verano frutas y verduras con alto contenido de líquidos a fin de mantener una adecuada alimentación frente a las altas temperaturas.

Según la nutricionista Karen Calero, debe mantenerse una dieta balanceada en frutas y verduras durante todo el año, pero es bueno hacer ligeros cambios en verano porque la temperatura, la necesidad de líquidos, y la actividad física aumentan de forma paralela en esta estación.

“Por medio de la transpiración y orina eliminamos agua, y este proceso es mucho mayor entre enero y marzo, por lo que es importante balancear esto con una dieta que incluya frutas y verduras ricas en líquidos, y que al mismo tiempo ayudan a mantener el peso adecuado”.

Calero aconsejó frutas como la naranja, la mandarina, la sandía, el melón, la papaya y la piña, de preferencia en dos o tres porciones al día.

Por otro lado, la especialista indicó que la lechuga, el tomate, el pepinillo y el apio son las verduras que deberían formar parte de la dieta diaria de las personas en verano.

“Cuando hablamos de las verduras, se recomienda que se coman crudas, ya que un proceso de preparación posterior las haría perder muchas de sus propiedades. Además, al estar crudas, tienen un menor aporte calórico y generan sensación de llenura”, manifestó.

Asimismo, aclaró que los niños y adultos mayores deben consumir dos o tres frutas o verduras diarias y no en exceso, ya que la gran cantidad de fibra podría provocar una mayor frecuencia en el vaciamiento gástrico provocando diarreas, vómitos y nauseas.

Sobre la hidratación, comentó que el consumo de agua debería ser de seis u ocho vasos al día, pero que en verano esto aumenta a ocho o diez. Aclaró también que debe ser agua natural o hervida, o en todo caso, refresco de frutas.

Fuente: Noticia Local – Andina

No hay comentarios: