6 may. 2008

Congestión que reinaba en Habich-Panamericana Norte se trasladó a inmediaciones de terminal Fiori

Lima, 06 / 05/ 2008

Pese a la puesta en funcionamiento del puente elevado entre las avenidas Habich y Panamericana Norte, transportistas urbanos de Lima cuestionaron el enorme cuello de botella que se genera a la altura del terminal terrestre de Fiori, donde la salida y llegada de buses interprovinciales producen congestión y malestar entre los pasajeros.

Si bien este cruce vial, recientemente abierto por la Municipalidad de Lima, da mayor fluidez al tránsito entre Habich y Panamericana Norte, el problema se agudiza al cruzar Fiori (en los sentidos sur norte y norte a sur), indicó Omar Calderón, de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano Masivo del Perú (Asetum).
“Lamentablemente el alcalde (de Lima) Luis Castañeda se apresuró al inaugurar una obra que falta concluir y no ha resuelto la congestión. Primero, debió recuperar la vía auxiliar de la Panamericana Norte, invadida por el terminal de Fiori y por un grifo”, declaró.

Calderón dijo que este problema se hace más notorio en horas punta, al igual que en las noches e incluso los días feridos, cuando los buses interprovinciales parten con más frecuencia de ese terminal informal.

En ese sentido, el dirigente gremial demandó al municipio de Lima la inmediata reubicación del referido terminal terrestre, con el fin de oxigenar la vía y facilitar el desplazamiento vehicular por esa zona.

“Estos buses salen y se estacionan en la pista. Para cruzar por Fiori tardamos 20 minutos. Por eso este terminal debe reubicarse, de lo contrario la inversión en el by pass de Habich habrá sido en vano, porque no sirve de nada”, manifestó el presidente del gremio de transportistas.

En similares términos se expresó Luis Quispe Candia, director de la ONG Luz Ámbar, quien mencionó que esta obra genera atoros en ambos sentidos de la vía. Es decir, agiliza el tránsito solo en la intersección de Habich Panamericana Norte, mas no antes ni después de ese cruce.

Dijo que es menester reconocer que cualquier obra de infraestructura vial es importante y debe ser bienvenida, siempre que se acompañen con planes técnicos que eviten este tipo de situaciones y no generen malestar entre los transportistas, peatones y vecinos del lugar.

Fuente: Noticia Local - Agencias

No hay comentarios: