25 mar. 2008

Nuevos misterios revela complejo arqueológico de Sacsayhuamán

Cusco, 25 / 03/ 2008

El equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Cultural de la Región Cusco (INC-Cusco) no oculta su entusiasmo cuando habla de la importancia de su más reciente hallazgo: las ruinas de un templo inca, que incluye un camino ancestral y una compleja red hidráulica, dentro del Parque Arqueológico de Sacsayhuamán.
“Las estructuras del templo fueron halladas al costado de una enorme formación rocosa que en la época anterior a la conquista española habría sido una de las huacas o lugares sagrados que existieron dentro del área del referido parque”, explica el director del Parque Arqueológico de Sacsayhuamán, Washington Camacho.
Se han descubierto, agrega, varias estructuras arquitectónicas con cortejos funerarios y hallazgos como cerámicas que corresponden a la época inca.
El templo inca está ubicado en la zona de Cochapata, que en castellano significa “lugar donde se ubica una cocha o laguna”, a unos 170 metros del complejo arqueológico de Qenco y a mil 500 metros de las murallas de la Fortaleza de Sacsayhuamán.
La edificación tiene un área de 250 metros cuadrados, aproximadamente el 15 por ciento de la totalidad del conjunto arqueológico que mide más de 4 mil metros cuadrados. Lo más saltante de esta estructura es la forma escalonada en que están ubicados los muros laterales de su recinto principal o ceremonial, formando una chacana, el símbolo más importante de la cosmogonía inca o andina.
En el interior del edificio existen 11 recintos de diferentes tamaños, algunos de ellos forman parte de la estructura de forma de chacana. Los investigadores, como el arqueólogo residente de la obra, Oscar Rodríguez, presumen que en este lugar se colocaban momias o ídolos de deidades de diferentes jerarquías.
El templo, hecho de piedra y adobe, se hallaba sepultado por toneladas de tierra. Lamentablemente, parte de la estructura se encuentra destruida debido a las explosiones de dinamita que ocurrieron en la zona porque el lugar fue utilizado como cantera.Los especialistas estiman que el muro del templo habría medido cinco metros de alto, una base de piedra y sobre ella una pared de adobe. En la actualidad, las excavaciones aún no han llegado a la base, falta excavar al menos un metro.

Fuente: Noticia Local - Agencias

No hay comentarios: