14 ago. 2013

La "oportunidad de oro" que América Latina no se puede perder


América Latina tiene entre sus manos un tesoro. Pero si lo descuida, puede tornarse en una bomba de tiempo.

La región cuenta ahora con una abundancia de jóvenes, pero debe invertir urgentemente en ellos, porque esta posición de privilegio está llegando a su fin.

Ése es el mensaje central de la I Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, que se celebra esta semana en Montevideo.

Latinoamérica se encuentra actualmente en lo que se conoce como un "bono demográfico": la población infantil se ha reducido y el crecimiento de la de mayor edad aún no se acelera, por lo que la mayor parte de la población está en edad económicamente activa, entre 15 y 59 años, con capacidad para trabajar, ahorrar e invertir.

Esa abundancia actual es fruto de las tasas de natalidad más elevadas de décadas pasadas. Aquellos niños son los jóvenes y adultos activos del presente.

Pero el bono demográfico tiene una vida limitada. Y si la región no prepara ahora adecuadamente a su juventud no podrá enfrentar efectivamente el desafío de sociedades más envejecidas en el futuro.

Las medidas deben tomarse, además, de forma urgente porque la deuda con los jóvenes latinoamericanos sigue siendo colosal, según indicadores resaltados con motivo de la conferencia.
Dos cifras para pensar: al cumplir 20 años, casi el 30% de las jóvenes en América Latina y el Caribe ya son madres. Y se estima que uno de cada cinco jóvenes en la región es uno de los llamados "ni nis": ni estudian ni trabajan.

Bono, por ahora
"Lo que está pasando en las últimas décadas es que la población de menores de 15 años ha perdido peso relativo y la población de 65 años y más todavía no es tan impactante", le dijo a BBC Mundo desde la conferencia Dirk Jaspers, Director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía de la División de Población de la CEPAL, la Comisión Económica para América Latina.

El encuentro de Montevideo es organizado por la CEPAL y el Fondo de Población de Naciones Unidas, FPNU.

Este bono explica en parte la reducción de la pobreza en la región, pero está llegando a su fin.
En promedio, "después de 2020 esa relación entre personas activas e inactivas ya no va a seguir siendo favorable y más adelante cada vez habrá más inactivos por activos. La carga para los activos va a ser cada vez mayor porque ya empezará a pesar el crecimiento de la población de 60 años y más".
En algunos países, como Cuba y Chile, la relación de dependencia ya está aumentando. Pero otras naciones, como Bolivia y Guatemala, tienen más tiempo por delante para aprovechar el bono demográfico.

De lo que el experto de la CEPAL no tiene dudas es de que, al aumentar en el futuro la carga de personas inactivas, "la población activa tiene que mejorar su productividad y para mejorar la productividad hace falta invertir en educación y fomentar el empleo decente".

Visión de futuro
América Latina tiene delante "una oportunidad de oro" para invertir en sus jóvenes y asegurar un futuro mejor para la región, dijo desde Montevideo en un foro previo a la conferencia Ahmad Alhendawi, enviado especial de Juventud del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Para Dirk Jaspers, "el problema en los 90 y a inicios de siglo fue que las políticas eran de 'mañana', pero el bono demográfico y el envejecimiento de la población requiere una visión de mediano y largo plazo".

Para el experto de la CEPAL, "ha habido un cambio en el reconocimiento por parte de los países de la región que están tomando conciencia de ese problema".

En Montevideo, el director ejecutivo del Fondo de Población de la ONU, Babatunde Osotimehin, habló de la necesidad de que "las economías de los países en desarrollo, que dependen sobre todo de materias primas, reinviertan el dinero en la gente joven, como están haciendo países como Corea del Sur y Vietnam".

Para aprovechar su actual bono demográfico, América Latina debe, agregó, proveer educación no sólo teórica sino práctica", capacitar a los jóvenes para que, por ejemplo, "tengan su propio negocio y acceso a crédito, para que puedan experimentar éxito y fracaso".

Todo parece indicar que del éxito y el fracaso de los jóvenes en la región cada vez dependerá más el futuro de todos.

Fuente: Noticia Local – BBC Mundo

No hay comentarios: