28 oct. 2011

Dolor y lágrimas en último adiós a Ciro Castillo en camposanto

 
En medio del dolor de sus padres y hermanos, los restos de Ciro Castillo-Rojo (26) fueron sepultados en el cementerio Mapfre de Huachipa, luego de ser rescatado hace varios días en el nevado Bomboya, donde desapareció el pasado 4 de abril.
 
 "Es difícil entender cuando las cosas suceden de manera antinatural. No es natural hermanos que un padre entierre a su hijo, no es natural hermanos que el hijo, que debería estar en la lucha, ahora esté en la tumba, y el padre que se está yendo a la tumba tenga que luchar para encontrar a su hijo", expresó el padre del joven.
 
 En un breve discurso, el doctor agradeció a los periodistas y la población por seguir el caso. También tuvo palabras de elogio para Eloy Cacya, Christian Tataje, los Topos mexicanos y demás rescatistas por encontrar el cuerpo de su hijo.
 
 "Nos falta encontrar la verdad, qué pasó, qué sucedió con él (…) Es importante que en nuestros corazones haya odio y rencor. La mejor justicia es la justicia de la propia justicia. El mejor juez es el juez de tu conciencia y tal vez tu peor verdugo sean tus remordimientos", anotó.
 
 La madre del joven, Rosario García-Caballero, y sus dos hermanos rompieron en llanto mientras el féretro descendía a su morada final. En tanto, 200 palomas, que simbolizaban los días que Ciro estuvo desaparecido, fueron soltadas.
 
Fuente: Noticia Local - La República

No hay comentarios: