28 sept. 2011

Procesan 187 expedientes para cierre coactivo de locales donde hay prostitución clandestina y venta de drogas

El Municipio de Lima tiene en su poder 187 expedientes para el cierre coactivo de locales en cuyo interior se ejerce la prostitución clandestina, se expende licor sin autorización, e incluso se consume drogas, informó hoy la alcaldesa metropolitana, Susana Villarán.

La burgomaestre sostuvo que el funcionamiento de estos locales en el Cercado de Lima genera inseguridad entre los vecinos, debido a que, en ocasiones, allí se refugian personas de mal vivir que, luego de drogarse o embriagarse, cometen asaltos y robos al paso en la vía pública.

“Tenemos 187 expedientes coactivos para cerrar estos locales que no cumplen las normas. Hay hostales que son prostíbulos clandestinos, hay cantinas y cocheras que refugian a gente de mal vivir, y que venden drogas. Debemos proteger a los vecinos y darles confianza”, anotó.

Luego de coincidir en que el consumo de alcohol y drogas va de la mano con la violencia y el pandillaje, Villarán de la Puente dijo esperar que el Concejo Metropolitano de Lima apruebe pronto el denominado Plan Zanahoria, que restringe el horario de venta y consumo de licor.

De aprobarse esta iniciativa, agregó, las bodegas y locales comerciales de la capital solo podrán expender bebidas alcohólicas hasta las 23.00 horas, mientras que los bares, restaurantes y otros lugares autorizados lo harán como máximo hasta las 03.00 horas.

La funcionaria edil afirmó que tener gente ebria en las calles también constituye un atentado contra los espacios públicos de la ciudad, pues algunas personas no solo liban licor en la vía pública, sino que hasta orinan en las calles, vulnerando así las normas de sana convivencia.

“Esto es una realidad. Tenemos prostitución informal, inseguridad, robos al paso, drogadicción, gente ebria, que ocasiona destrucción del espacio público con personas que orinan y toman en la calle. Esto está completamente prohibido y tenemos que hacer cumplir la ley”, enfatizó.

La alcaldesa capitalina brindó estas declaraciones luego de poner en marcha el denominado Plan “Confianza 2011”, en el cruce de los jirones Washington y Zepita, en donde inauguró un  nuevo Módulo de Seguridad Ciudadana en el Cercado de Lima.

Este plan municipal busca ganar terreno a la inseguridad en el Cercado de Lima, así como liberar los espacios públicos tomados por la delincuencia común y por quienes ejercen la prostitución clandestina, venden drogas y beben alcohol sin autorización.

Como parte de este plan se cerrarán los hostales, bares, discotecas y demás locales que sirven de escenario para este tipo de actividades clandestinas y reñidas con la moral.

Villarán recorrió el referido módulo de seguridad ciudadana, en el cual prestarán servicio 20 efectivos del Escuadrón Verde de la Policía Nacional del Perú (PNP) y más de 40 serenos, que emplearán motos y patrulleros para el mejor cumplimiento de su labor.

“Esta zona antes se llamaba Uno Bravo, y hoy se conocerá como Confianza para dar seguridad a las calles Washington, Quilca, Chota, Uruguay, Ilo, Moquegua, Ocoña, Rufino Torrico, Colmena, Nicolás de Piérola, Abancay, Grau y otros, como era el clamor de los vecinos”, dijo.

Finalmente, insistió en señalar que los robos al paso y delitos menores deben ser sancionados con trabajos comunitarios, lo que se enmarca en su propuesta denominada “Devuélvele a tu ciudad”, para lo cual se coordina con el Poder Judicial y las comisarías de Lima.

Fuente: Noticia Local - Agencias

No hay comentarios: