1 sept. 2011

La otra realidad del remodelado Estadio Nacional


El Estadio Nacional luce espectacular, se le compara con las joyas arquitectónicas más pomposas del mundo. Sin embargo, debajo de sus tribunas, las instalaciones nos muestran imágenes propias de un sismo de gran magnitud.Es cierto, la obra del Nacional está casi concluida: Las tribunas, palcos y el césped natural recibieron el visto bueno para que la selección peruana dispute sus partidos por las Eliminatorias al Mundial 2014.

Pero lo que no mostraron las autoridades del gobierno de Alan García y Arturo Woodman (ex jefe del IPD) es la destrucción de las sedes pertenecientes a 16 federaciones deportivas que funcionaban.

Esta mañana, el presidente del congreso Daniel Abugattás y la parlamentaria Cenaida Uribe realizaron una inspección ocular en el coloso de “José Díaz”.

Grande fue su sorpresa cuando vieron oficinas destruidas, baños en estado calamitoso y lo que es peor, en medio de la polvareda encontraron la estatua de Mauro Mina cubierta con uniforme de obrero.

“Es una vergüenza, es indignante que a una figura de nuestro deporte le hagan esto. Es una muestra de la forma cómo el anterior gobierno ha tratado al deporte peruano”, señaló el nacionalista.

Asimismo, Abugattás pidió duras penas. “Que den explicaciones y los que son responsables que vayan a la cárcel; está muy bien hacer un estadio, pero botar el dinero de esa manera es absurdo”.

Fuente: Noticia Local - La República - Canal N

No hay comentarios: