15 ago. 2008

Protestas por lenta reconstrucción tras sismo en Perú

Ica, 15 / 08 / 2008

Fotografía: Ademir Espíritu
Al menos cinco personas fueron detenidas hoy durante enfrentamientos entre la policía peruana y cientos de manifestantes que reclamaron al gobierno nacional apurar las tareas de reconstrucción en ciudades afectadas por el terremoto de 7,9 grados de magnitud de hace un año, que causó 519 muertos y unos 300 desaparecidos.

Miles de habitantes de las tres ciudades más afectadas por el terremoto del 15 de agosto de 2007 reclamaron, portando cacerolas, banderolas y ataúdes de cartón, por la demora en la reconstrucción de casi 60.000 viviendas destruidas, hospitales, colegios y servicios básicos colapsados.

El enfrentamiento entre manifestantes, que lanzaron lemas en contra del gobierno y la Policía Nacional, se produjo en la ciudad de Chincha, 199 kilómetros al sur de Lima, cuando un grupo de unas 600 personas intentó tomar un tramo de la carretera Panamericana Sur.

Los manifestantes querían marchar por dicha vía en la protesta que se realiza por el primer aniversario del terremoto que afectó a Chincha, Cañete, Ica y Pisco, pertenecientes a la región de Ica, además de otras regiones del sur del país. Los agentes policiales lanzaron gases lacrimógenos para controlar la situación, según imágenes de televisoras locales.

Tras restablecer el orden en la vía, fueron detenidas cinco personas.

En la localidad de San Clemente, provincia de Pisco, todo volvió a la normalidad al promediar el día luego de la movilización de aproximadamente 2.500 de miembros de diversas organizaciones de base de la sociedad civil así como gremios sindicales y damnificados.

Por su parte, el ministro de Vivienda y Construcción, Enrique Cornejo, afirmó que el proceso de reconstrucción del sur está en un avance mayor al 50% y dijo que la gran dificultad se encuentra en edificar lo que nunca existió.

"El proceso de reconstrucción es difícil y complejo, esta zona es más difícil, no solo hay que reconstruir lo que había, sino construir lo que no había. Toda la zona tiene problemas de precariedad, de saneamiento físico-legal inconcluso, no hay títulos de propiedad", declaró en entrevista radial.

Según el gobierno, el monto total de la reconstrucción asciende a 1.250 millones de nuevos soles (unos 445 millones de dólares) en la parte fundamental y básica. Por su parte, Federico Salas, presidente regional de Huancavelica, suroeste del país, otra de las regiones afectadas por el terremoto, dijo que el proceso de reconstrucción en dicha zona sólo ha avanzado entre un 15% y un 18%, debido a trabas burocráticas.

Por su parte, el legislador oficialista Edgar Núñez admitió que sigue el desorden y poco se ha avanzado en la reconstrucción de las ciudades afectadas.

"La reacción torpe del Estado, totalmente desorganizado... pensé que transcurrido el año las cosas tenían que mostrar otro rostro, pero sigue el desorden y los resultados son lo que cuenta. Muy poco se ha avanzado", declaró Núñez.

El presidente Alan García, que tiene un nivel de popularidad de 25% en promedio, según encuestadoras locales, visitó esta semana las ciudades afectadas para ver los avances de los trabajos, pero no tuvo contacto con dirigentes de los ciudadanos que protestan por la demora.

Al cumplirse un año del terremoto del sur, el 44% de los limeños considera "muy mala" la actuación del gobierno para atender a los damnificados, según el Instituto de Opinión Pública de la Pontificia Universidad Católica.

Fuente: Noticia Local - ANSA - Agencias

No hay comentarios: