14 jun. 2008

Detenciones arbitrarias en Aucayacu

Aucayacu, 15 / 06 / 2008

Con todo el lío mediático provocado por la resolución de una jueza que ordenó el ascenso de un coronel de la Policía, dos noticias producidas en el Valle del Huallaga pasaron virtualmente desapercibidas la semana pasada: la primera fue la captura de tres supuestos mandos terroristas en Aucayacu, en un aparatoso operativo de la Policía, que fue anunciada por todo lo alto por el ministro del Interior, Luis Alva Castro.

La segunda fue su inmediata liberación, al comprobarse que ninguno de ellos tenía vínculos con Sendero Luminoso.

Ni Alva Castro ni el director de la Policía, general Octavio Salazar han explicado qué fue lo que ocurrió.

Ciertamente, el error de la Policía en estos hechos desluce la destacada labor que viene realizando el Frente Policial Huallaga, comandado por el general Edwin Palomino, y sobre el que ya hemos dado cuenta en anteriores ocasiones. Pero también evidencia el afán de figuración del ministro del Interior para mostrar, a como dé lugar, supuestos resultados en la lucha contra el terrorismo.

Y es que LAC no perdió tiempo para promocionar la última captura en la prensa.

Cómo fue la operación

IDL- SC ha podido conocer que el operativo estuvo a cargo de un equipo especial de la Dirección de Inteligencia (DIRIN) de la Policía Nacional que llegó especialmente a Tingo María. Contando con “la autorización del comando”, según las fuentes consultadas, el equipo de la DIRIN, a cargo del mayor Juan Carhuacuri Pino, y con el apoyo del personal de la Comisaría de Aucayacu, procedió a la detención de Eva Ramos Yucra, Segundo Vela Pezo y Guillermo Estrada Velásquez, bajo la acusación de ser importantes cuadros del Comité Urbano de Sendero Luminoso en Aucayacu.

El 4 de junio el equipo de la DIRIN había confirmado la requisitoria de las tres personas por delito de terrorismo en el IV Juzgado Penal de Huanuco. Sin embargo, un día antes (3 de junio) la Sala Penal Nacional había levantado ya las órdenes de captura, pero en el sistema de requisitorias aún las órdenes estaban vigentes.

De acuerdo a lo que pudo averiguar IDL-SC, para la operación no se escatimó el uso de todos los recursos. El Frente Policial del Huallaga movilizó el helicóptero MI-17 para trasladar a los supuestos terroristas de Aucayacu a Tingo María. Los tres detenidos fueron enmarrocados y presentados a la prensa en ambos lugares como mandos senderistas. Cada uno inclusive fue presentado con sus presuntos seudónimos.

Pero eso no era cierto. Si bien a los tres se les inició un proceso por terrorismo en el 2005 al encontrarlos mencionados en una lista incautada al senderista Toribio Castañeda Quijano (conocido como ‘Pinto Pinto’) el proceso judicial y las investigaciones determinaron que no existía evidencia de su vínculo con Sendero. La primera fiscalía superior penal de Huanuco solicitó archivar del caso, y la Sala Nacional Penal aceptó el pedido.

Existió apresuramiento y nulo trabajo de inteligencia.

El equipo especial recién llegado de Lima ni siquiera coordinó o consultó sobre estos mandos con la jefatura de la DIRCOTE en el Huallaga, a cargo del coronel Luis Valencia Hirano. En especial, porque este equipo es el que ha llevado a cabo los golpes más significativos contra Sendero Luminoso. Ninguno de los detenidos figuraba en los archivos de la DIRCOTE como mandos, miembros o combatientes de ‘Artemio’.

¿Quiénes son? Guillermo Estrada es un carnicero en Aucayacu. Eva Ramos Yucra se dedica al comercio de papaya y maíz. Segundo Vela Pezo es campesino. Y, además, es teniente gobernador del Barrio San Juan (ubicado a ocho kilómetros de Aucayacu). Si bien los han dejado en libertad no ha habido para ellos ni una disculpa de parte de las autoridades.

“Nos han tratado como terroristas, mostrándonos a la prensa y todo, y ni siquiera nos han pedido perdón, ni disculpas. Esto es un abuso”, dijo a IDL- SC Segundo Vela.

Lamentablemente esta no ha sido la única ocasión que las fuerzas de seguridad cometen este tipo de excesos. En enero pasado, Víctor Collazos Galarza, agente municipal del caserío de Gosen, en Aucayacu, fue torturado por miembros del Ejército, mientras le preguntaban sobre el paradero de ‘Artemio’.

Los pobladores acusaron rápidamente a la Policía al ver dos vehículos de la Comisaría de Aucayacu, que fueron utilizados para transportar a los militares. Aún cuando el frente policial del Huallaga salió a negar estos hechos, la población parece identificar a la Policía con estos abusos y atropellos contra la población civil.

El Ejército no se ha pronunciado sobre este operativo.Asimismo, en marzo, el Ejército anunció la supuesta captura del considerado número 3 del Comité Regional del Huallaga de SL, Félix Mejía Atencio, conocido como el camarada ‘Mono’. En realidad el detenido era el campesino Segundo Pisco Isuiza. Las autoridades de los caseríos de Pavayacu y Magdalena desmintieron la información difundida y por la presión lo dejaron en libertad.

Mientras tanto estos errores crean rechazo contra las fuerzas de seguridad y dificultan su acción. La situación en Aucayacu aún es tensa. El director ejecutivo de la Comisión de Derechos Humanos del Alto Huallaga (CODHAH) Segundo Jara Montejo no ha descartado denunciar a la Policía por la injusta detención.

Fuente: Ideele

No hay comentarios: